Las presentes Condiciones Generales regularán expresamente las relaciones surgidas entre Luis Manuel Rusillo Sáez como empresario profesional de Arte Cerámico (Bailén), y con N.I.F. 26218721-D (en adelante, "Arte Cerámico") y los terceros (en adelante, "Usuarios") que soliciten un presupuesto a través del sitio web https://www.arteceramico.es", en adelante la "Tienda".

OBLIGACIONES DEL USUARIO: 

El Usuario se obliga, con carácter general, a utilizar la Tienda, a solicitar los Productos y a utilizar cada uno de los servicios de la Tienda de forma diligente, de conformidad con la ley, la moral, el orden público y lo dispuesto en estas Condiciones Generales, y deberá asimismo abstenerse de utilizarlos en cualquier forma que pueda impedir, dañar o deteriorar el normal funcionamiento y disfrute de la Tienda por parte de los Usuarios.

PRODUCTOS Y PRECIOS: 

Recibido el pedido a nuestro almacén se realizará un presupuesto y calcularán los gastos de transporte y embalaje así como el método de pago, según el volúmen del mismo. Nos pondremos en contacto con usted vía teléfono / correo electrónico para informarle al respecto.

ACEPTACION:
 

Todo presupuesto solicitado a Arte Cerámico implica la aceptación sin reservas por el Cliente de las presentes Condiciones Generales de Venta así como las establecidas en el apartado de Envíos y devoluciones. Estas condiciones estarán vigentes el día en que se lleve a cabo el pedido correspondiente. Además, el Cliente reconoce que la aceptación de las presentes condiciones implicará la aplicación de éstas al pedido al que se refieren, así como a todo pedido posterior, con excepción de aquellos casos en que nuevas condiciones sean puestas en su conocimiento por Cerámica Rusillo.

El hecho que Arte Cerámico no recurra en un momento dado a cualquiera de las presentes condiciones no puede ser interpretado ni equivaldrá a renunciar a recurrir a ellas en el futuro o en el pasado.

LEY APLICABLE Y JURISDICCIÓN COMPETENTE:

La interpretación y la ejecución de las condiciones, así como todos los actos que se sean consecuencia de ellas, quedarán sometidos al derecho español, salvo que existan disposiciones de orden público contrarias a ello. Con renuncia expresa al fuero que pudiera corresponderles, las partes se someten a la jurisdicción de los juzgados de Jaén.